domingo, 3 de febrero de 2013

Dieciocho

Además del orden, la paciencia es una de las cualidades a las que se puede aspirar en la adultez. Ya dirá —no sin razón quien da nombre a este blog— que eso no sirve para gran cosa. Y... es de buen gusto y cortesía entender del mundo la armonía.