sábado, 20 de abril de 2013

Setenta y ocho

Fe de erratas: No hay peor sordo que el que no quiere oír.